Nos juntamos con Maria Rosa y nos cuenta como fueron sus dos experiencias para emigrar a Estados Unidos. Una fabulosa entrevista, mate de por medio, en donde repasa tanto sus experiencias en Nueva Jersey, y Clermont, asi como también sus anécdotas e historias de su vida.

“Hace tres años, cuando mi hija que terminaba la escuela secundaria planteó la idea de venir a estudiar a Estados Unidos decidimos que era una buena oportunidad para empezar con esto, de nuevo” dice María Rosa P. que nos cuenta como fue emigrar con su familia a Clermont, Florida, Estados Unidos.

AE: “¿Cómo “de nuevo”?”

MR: “Es que nosotros habíamos emigrado la primera vez hacía 20 años. En ese momento nos instalamos en New Jersey. Esa era la época de Alfonsín, Argentina pasaba por un desbarajuste enorme y la verdad que era una oportunidad, los chicos chiquitos, mis padres que ya vivían aquí podrían ejercer de abuelos y además veníamos con papeles lo que nos garantizaba, de alguna manera, conseguir trabajo rápido.”

Nueva Jersey, el primer capítulo

María Rosa (58) cuenta que en 1989 cuando emigró a Estados Unidos con su familia por primera vez, en Argentina, a pesar de todo no estaban mal, ya que los suegros tenían un negocio familiar que trabajaba bien, “pero como éramos jóvenes y la oportunidad estaba allí elegimos pasar por la experiencia.”

Relata María Rosa que la primera vez no le costó salir de Argentina, cuando se instaló en  New Jersey, y que si bien se adaptaron todos muy bien, los primeros meses fueron difíciles;  los cambios en las costumbres, integrarse a otra sociedad, aprender otra forma de relacionarse, pero como sus hijos se incorporaron sin ningún tipo de problemas a los primeros años de Elementary School todo se hizo más llevadero; “-y además mi esposo había conseguido un muy buen trabajo.”

Vista aérea de la zona de Hoboken, New Jersey

“La elección de New Jersey no fue casual. Mi papá ya había venido previamente a instalarse en Nueva York (porque mi abuela era americana), pero el estilo de vida no le gustó y eligió New Jersey. Allí era diferente, con grandes colectividades italianas y portuguesas, y como mis padres ya estaban ubicados nos pareció adecuado ir allí. Esa fue una linda experiencia ya que casi todos tenían bastante arraigadas las mismas costumbres nuestras de Argentina.

La segunda vez, yo vine aún más contenta porque ya conocía lo que era Estados Unidos, pero así y todo me costó bastante más integrarme, no porque extrañara Argentina, la verdad que no, pero sí extraño mucho a mi gente.”

Las diferencias de adaptación de una emigración a otra se fundamentan en lo social y en la diferente idiosincracia entre un Estado y otro.  María Rosa dice que se van acostumbrando de a poco, “…la Florida es otro Estado, el lugar en donde yo estoy ahora y el círculo en donde me desenvuelvo es más americano, la gente es muy buena con nosotros aquí en Clermont, pero no hay hispanos; en cambio en New Jersey había un núcleo mucho más grande de argentinos e italianos y era mucho más familiero.”

AE: ¿” Y por qué se volvieron la primera vez? “

“Porque nuestra idea de venir a Estados Unidos, era trabajar unos años y comprar una casa en Argentina; luego mi esposo seguiría trabajando en su negocio familiar, y los chicos continuarían estudiando en la escuela secundaria en Argentina; pero a ese plan se le sumó enseguida que mi papá se enfermó entonces todo se adelantó para volver, luego de 7 años de haber vivido en New Jersey”

Segundo capítulo: Clermont, La Florida.

AE: ¿” Y cómo resultó toda esa movida “?

Ese retorno fue una mala decisión, porque éramos jóvenes y con oportunidades, y además porque mi esposo aquí tenía un futuro muy bueno, él había entrado a trabajar en una vidriería muy importante y le habían ofrecido abrir su propia vidriería… “

“Cuando llegamos a Buenos Aires, el negocio ya no iba tan bien, era lo de siempre con los temas económicos, pero ya estábamos allí, así que ya nos quedamos…”

AE: ¿Y cómo tomó la familia esta segunda migración?

MR: “Mi hija que está ahora en la Universidad y además trabaja, era quien quería venirse a Estados Unidos;  y mi esposo y yo hacía varios años que íbamos y veníamos porque también nos animaba la idea de instalarnos otra vez aquí, en algún momento. También vinieron con nosotros mi hijo mayor con su esposa, con la idea de quedarse, pero a mi nuera no le gustó, se quiso volver ya que no era lo que ella esperaba, tenía que trabajar demasiado para tener una buena calidad de vida; ella en Argentina ya tenía estudios, y trabajo y muchas cosas más que puso en la balanza y entonces se volvieron. Tengo además otra hija trabajando en Carolina del Norte, por suerte ella está muy bien con un muy buen trabajo y su esposo.

Lake Minneola – Clermont – Florida

La familia dispersa en distintos lugares

Esta es la peor parte de la emigración, para mí…”, se lamenta María Rosa “…porque nosotros estábamos siempre juntos y ahora tengo hijos en Buenos Aires, en la Florida y en Carolina del Norte, eso es lo no me termina de cerrar de todo este proceso.  Pero trato de aliviar esa tristeza manteniendo el contacto no solo con mi familia, desde ya, sino también con las amistades, muchas veces compensamos viajando, nosotros vamos seguido o ellos vienen varias veces y con eso ya te sentís mejor

“Tanto en Nueva Jersey como en Florida fue para nosotros importante generar amistades, teníamos actividades en la iglesia, hicimos amistades con otros argentinos y armábamos reuniones, nos vistamos para los cumpleaños, formo parte de un grupo de inmigrantes en los que cada uno cuenta su experiencia y de paso practicamos inglés y eso me hace sentir bien.”

AE: ¿Por qué la Florida, en la segunda emigración?

MR: “Porque tenemos una amiga que -antes de llegar nosotros- podía alquilarnos una casa, incluso trabajo, para cuando llegásemos, y ella está aquí.”

AE: ¿Qué le recomendarías a alguien que quisiera emigrar a Estados Unidos?”

MR: “Le diría que si tiene la oportunidad de irse del país lo haga pero que aquí, si no viene legal, con papeles, le va a resultar imposible conseguir trabajo, imposible entrar en la Universidad, imposible contratar seguro de salud, no sé si conviene semejante riesgo de estar ilegal si uno medianamente se puede arreglar en el país de uno. En 1989 era una cosa, podía venir cualquiera y conseguir trabajo, ahora es otra completamente distinta.

Venir de un país subdesarrollado a un país del Primer Mundo implica aprender a vivir una cultura muy diferente a la nuestra, y muy buena, porque todos se respetan, y te das cuenta de que no somos los mejores, que es lo que uno suele creer cuando está en Argentina, nosotros creemos que como nosotros no hay, y sin embargo me di cuenta de que sí, hay mejores que nosotros, que no son tan agrandados y que saben respetarse mutuamente en todos los aspectos, y que tienen seguridad y tranquilidad y que ese respeto te permite creer y crecer en un país que se mantiene estable sabiendo que no va a venir una hecatombe.

AE: ¿Y cómo te sentís ahora, después de haber pasado por dos experiencias migratorias?

MR:” Ya no soy la misma persona, no. Aquí es hermoso, tengo una buena calidad de vida, seguridad, sobre todo seguridad, ya no estoy preocupada cuando mis hijos salen, solos o acompañados, caminando o con el auto, a mí me respetan y los respetan a ellos, no hay problema de peleas … pero extraño mis afectos de Argentina. Cuando estoy en Argentina no me gusta para nada el país, pero paso un tiempo tan entrañable con mi familia y amistades que sacan la mejor versión de mí. Así que estoy un poco bien acá y un poco bien allá. Yo quisiera vivir en Estados Unidos con toda mi gente de Argentina. Eso sería ideal.”

Ruth Percowicz
Ruth Percowicz

Mi nombre es Ruth y soy de Buenos Aires.  Trabajé como periodista en revistas y radios.  Siempre me gustó explorar, viajar, conocer lugares nuevos,  investigar. Luego de recorrer varios países y vivir un año en Estados Unidos, elegí instalarme en Fuengirola (Málaga).

Desde hace muchos años me dedico a la enseñanza y consultoría psicológica junguiana, actividad que ahora continúo haciendo tratando de contener a aquellos que desean emigrar o que hayan tenido experiencias fallidas en su proceso. Mi participación en este blog, además de generar contenido noticioso, intenta expresar mis vivencias que podrían ayudar o aliviar situaciones que se presentan antes, durante y después del proceso migratorio. Y todavía hay tanto por contar!

Podés concocer más de mi en mi blog personal.

Quieres conocer más historias de argentinos en el exterior?

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

By |2018-12-04T07:55:57+00:0022.11.2018|País: Ya establecidos|Etiquetas: , , , , , , , , |