Antes de dejar Quilmes, Alicia Seminara (39 años) ya había paseado dos veces por Londres. La oportunidad de mudarse allí surgió en el 2005, cuando su marido recibió una oferta laboral que los dos aceptaron de mutuo acuerdo.
“Te parecerá trivial pero una cosa que me llamó la atención -y me causaba hasta cierta ternura- es que la gente, en el subte o colectivo o tren, una vez que termina de leer alguno de los 4 diarios gratuitos que se distribuyen acá, lo deja sobre su asiento si se va, para que lo pueda leer otro. Otra cosa que me llamó la atención es la puntualidad de los trenes: salen sí o sí, aún si el horario dice 15:23. No salen ni 25 ni 30, ¡salen al minuto 23! También la integridad que hay, ves mucha gente de diferentes razas juntas, en el trabajo, en un almuerzo, en pareja, saliendo a pasear, en las escuelas, ¡en todos lados!
El cambio no dolió. Ya conocía la ciudad, hablo el idioma y sé de cultura e historia inglesa. ¡No me imagino cómo me sentiría en, por ejemplo, Alemania! En cuanto a amistades, sí, algunas hicimos y también mantengo amistades con argentinos que viven aquí. Los encontré por medio de los blogs. No podría afirmar que algo me resultó difícil, para ser sincera. Tampoco soy muy ‘nostalgiosa’ aunque al principio extrañaba, por supuesto. Regreso seguido por suerte, y cuando abrazo a mis seres queridos me doy cuenta de que los estuve extrañando muchísimo, aunque inconscientemente. Es como que cuando estoy allí me doy cuenta de la falta que me hicieron acá. En mi caso puedo llamar todos los días a casa si quisiera porque hay un número de teléfono local al cual llamamos y a través de éste, marcamos el número de Argentina. Como es una llamada local no nos sale casi nada. También, por supuesto, mantenemos contacto a través del chat, de Skype y de VoipBuster”.

Londres desde adentro

“¡De Londres me gusta todo! Estoy enamorada de esta ciudad tan cosmopolita, tan abierta, tan segura, tan mundana! Todo ocurre y todo se origina en Londres: moda, música, tendencias de todo tipo… ¡imposible aburrirse aquí! Creo que si volviera a Argentina extrañaría la limpieza de las calles, el poco ruido que hay -¡podés creer, nadie toca bocina!- en pleno centro. Extrañaría, también, el poder cruzar por una senda peatonal y que el conductor pare -¡hace poco estuve en Argentina y casi me atropellan! Extrañaría que ante una queja como consumidora haya alguien del otro lado competente, que te escucha, que hace algo al respecto. Extrañaría cómo todo el mundo se habla con respeto, sin gritarse… Las cosas se resuelven hablando y no a los gritos, aún cuando te estés quejando.

Aquí me di el gusto de estudiar una carrera que no tiene nada que ver con lo que siempre hice… chef patissier. Al principio daba clases de inglés para extranjeros pero desistí porque quería tener contacto con nativos, vivir Londres desde adentro. No le encontraba sentido a dar clases de inglés aquí. Por ahora no tengo graaandesproyectos, sólo seguir trabajando donde estoy -administrativa, un trabajo  tranquilo- y tal vez encare algún curso académico que tenga que ver con la enseñanza… Extraño dar clases, qué le vamos a hacer”.

“… Y ojalá volvamos algún día, es difícil decirlo ahora porque nos sentimos muy cómodos viviendo aquí y esto es porque tenemos el apoyo de nuestras familias que nos alientan a vivir nuestras vidas, donde sea que estemos”.

El respeto a la ley

“Lo que claramente se ve de afuera es que con sólo hacer cumplir las leyes que ya están escritas, se puede tener un país ordenado y respetable y muchos problemas solucionados. No entiendo cómo se puede vivir en un país donde no se respetan las leyes. Y no sé por qué ahora decir que hay que cumplir las leyes suena a ‘fachista’. Hay que acordarse de esta simple premisa: mi libertad termina donde comienza el derecho del otro”.

Fuente: Alicia en England

Fernando Domecq
Fernando Domecq

Mi nombre es Fernando y soy de Buenos Aires, actualmente resido en Fuengirola (Málaga). Me dedico al diseño y desarrollo web, aunque mi vida ha tenido varios vaivenes. Soy veterinario recibido en la UBA, y he dedicado gran parte de mi vida a la venta de pinturas industriales.

Desde 2014 ayudo a los argentinos que quieren vivir en el exterior a través de la página de facebook ARGENTINOS POR EMIGRAR.  Pero a partir del 2018, me dedico a ayudarlos desde este blog. Con el blog, intento contar mis experiencias y a alentarlos a que lo que un cambio de vida supone: libertad. Por eso me encanta facilitar este camino a otros.

Si querés conocer toda mi historia, será un placer contártela más al detalle.

Quieres conocer más historias de argentinos en el exterior?

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

By |2018-12-04T08:14:15+00:0024.10.2017|País: Casi nativos|Etiquetas: , , , |